Reflexología


La reflexología es la aplicación de presión a las zonas de los pies, manos, cara y orejas de manera generalmente relajante y puede ser una manera eficaz para aliviar el estrés así como dolores en distintas partes del cuerpo. Es una técnica curativa.

 




La teoría detrás de la reflexología es que las distintas zonas de los pies, manos, etc., corresponden a los órganos y sistemas del cuerpo. Si se aplica a estas zonas la presión adecuada, se incide en los órganos y se obtienen beneficios para la salud de las personas.

 

La reflexología se considera segura generalmente, siempre y cuando sea realizada por un profesional experto en esta terapia.

¿Qué se siente con la reflexología?

La mayor parte de las personas encuentran la reflexología en su mayor parte, relajante.


Algunas áreas pueden estar sensibles o doloridas, y al poner en práctica esta técnica es necesario pasar más tiempo en estos puntos, siendo el dolor aliviando con la presión.

¿Por qué utilizar esta terapia?

La reflexología puede ser efectiva en:

  • Dolores musculares, como el de espalda.
  • Trastornos digestivos.
  • Artritis.
  • Cefaleas tensionales.
  • Trastornos menstruales, como el síndrome premenstrual.
  • Desequilibrios hormonales.
  • El estrés, la ansiedad y los estados depresivos.
  • Insomnio.
  • Lesiones deportivas.

La reflexología es una terapia alternativa popular. Promueve la relajación, mejora la circulación, reduce el dolor alivia los pies cansados y favorece la cicatrización total. La reflexología también se utiliza para el cuidado post-operatorio o paliativo.


En todo caso, la reflexología se recomienda como tratamiento complementario y no debe sustituir al tratamiento médico.

¿En qué consiste una sesión de reflexología?

Una sesión de reflexología dura entre 45 a 60 minutos y comienza con una consulta sobre la salud del paciente y su estilo de vida.


Posteriormente, el paciente se quita los zapatos y calcetines y se empieza a valorar el estado de los puntos de reflexología mediante la palpación con los dedos y a tratar los puntos afectados mediante la presión.

Sensaciones tras un tratamiento de reflexología

La mayoría de la gente se siente tranquila y relajada después de una sensación de reflexología.

 

 

Cita previa en el teléfono: 663 87 06 48.

 

Precio: 25 euros (30 minutos).